Ponencia:

El potencial psicoterapéutico de la ayahuasca en el renacimiento de la ciencia psicodélica


Luis Fernando Tófoli

La ayahuasca – aquí definida como la decocción de las especies vegetales Banisteriopsis caapi y Psychotria viridis – está incluida entre las llamadas “plantas maestras”. En determinados escenarios de uso, esta bebida está asociada a cambios de comportamiento y parece presentar un potencial para el tratamiento de algunos trastornos mentales, como el uso problemático de sustancias y la depresión, aunque las transformaciones personales desencadenadas por su uso necesiten ser comprendidas dentro del contexto cultural. Una nueva tradición occidental sobre uso de ayahuasca – la de su utilización como facilitadora de procesos de psicoterapia – se ha consolidado en diversos países, con diferentes grados de legalidad y formalidad. Conceptos como “planta maestra” y “herramienta cognitiva”, ayudan a comprender y construir una potencial práctica psicoterapéutica con la ayahuasca, pero no agotan completamente la investigación de este fenómeno. Referencias de la antropología de la salud y de los usos rituales de la ayahuasca, además de técnicas terapéuticas con otras sustancias psicodélicas pueden contribuir a las reflexiones sobre el uso de una bebida psicoactiva tradicional como instrumento de apoyo para la práctica psicoterapéutica occidental. Otros aspectos que merecen ser mencionados son el encuentro clínico entre terapeuta y paciente en un campo mediado por un “tercero vegetal”, los límites de la noción de sujeto, la aplicabilidad del modelo psicodélico en el campo ayahuasquero, los insights proporcionados por los usos religiosos y mestizos en América Latina y los riesgos de intentar encerrar el fenómeno en un único modelo explicativo.

Facebook
Twitter